Por: GUSTAVO GALLO MACHADO |

Crear un círculo solidario, un banco de confianza, es lo que busca la Banca Comunal que ya está presente en Colombia y en Medellín. Y hacen parte de estos grupos solidarios las personas con menores posibilidades para acceder a microcréditos, dice Luis Fernando Flórez, gerente de Fomentamos, organización apoyada por varias cooperativas, ONG y la Alcaldía, para proveer recursos de crédito a los más necesitados.

«Avalados y capacitados por una entidad microfinanciera o cooperativa, las personas interesadas conforman un grupo de entre 15 y 20 integrantes, que recibe el nombre de ‘círculo solidario’, constituye una Junta Directiva y presenta un plan de inversión. La entidad que apadrina conforma, junto con el círculo solidario, un comité de crédito y aprueba o desaprueba los créditos, en una labor social muy limpia y de enorme impacto», explica Flórez.

En los Grupos Solidarios, el plazo para el pago es entre tres y cuatro meses, teniendo créditos desde 50.000 hasta 750.000 pesos.

En el IV Foro Latinoamericano de Banca Comunal que se realizó en Medellín, se impulsó la Banca Comunal, como un objetivo social. El padre de este tipo de Banca, similar a las microfinanzas, John Hatch, dijo que comenzó a otorgar préstamos a las mujeres y vio el enorme potencial de la Banca Comunal como un instrumento de lucha contra la pobreza. «Nuestro enfoque en las mujeres fue el resultado de una creciente convicción de que la manera más rápida de afectar el bienestar de los niños es a través de la ayuda a sus madres», dijo.

Se estima que existen más de 10.000 instituciones de microfinanzas en el mundo que atienden a más de 154 millones de familias a través de diferentes metodologías. Oswaldo León Gómez, gerente de la cooperativa Confiar, entidad que respalda a Fomentamos, señaló que en la ciudad hay un enorme potencial para desarrollar la Banca Comunal. De hecho, a través de Fomentamos, ya son más de 4.000 las personas que se benefician de este iniciativa social, con más de 150 grupos de confianza.

Indicó que gracias a la visión social de las cooperativas la Banca Comunal tiene un camino grande por explorar. «Las cooperativas tienen una gran visión social, experiencia de largo plazo, un papel en la economía solidaria y están pensando que aún no están llegando a los más pobres. La banca tradicional tiene que pensar en que este tipo de ideas es una realidad y se deben acomodar a este escenario, para plantear alternativas sociales», apuntó Gómez.

 

PUBLICADO EN EL COLOMBINAO EL 15 DE AGOSTO DE 2009

https://www.elcolombiano.com/historico/banca_comunal_abre_espacios_en_la_ciudad-PIEC_55785

Comentarios